Twiter PD YouTube PD Facebook PD RSS PD
PeriodicoDigital.mx
Buscar
Viernes 18 / Abril / 2014
TRIBUNA Comunicación
16 °C
16 °C
11° - 25° C
Mayormente nublado
Humedad: 59%
TRIBUNA Comunicación
Cultura Cultura
PeriodicoDigital.mx

Vigente el legado de Mariano Azuela, primer novelista de la Revolución

Notimex 31/12/2013 17:00:18
Vigente el legado de Mariano Azuela, primer novelista de la RevoluciónVigente el legado de Mariano Azuela, primer novelista de la Revolución
Interesado en la política y la lucha social se sumó a la causa constitucionalista, integrándose al movimiento Maderista.

México, Distrito Federal.- A 140 años de su nacimiento, que se cumplen mañana, el escritor Mariano Azuela, autor de "Los de abajo", continúa siendo evocado como el pionero y el mayor exponente de la novela de la Revolución Mexicana.

Azuela González nació el 1 de enero de 1873 en Lagos de Moreno, Jalisco, donde cursó sus primeros estudios, reseñan sus biógrafos en el sitio electrónico "colegionacional.org.mx".

Posteriormente, se trasladó a Guadalajara para cursar estudios de Medicina; obtuvo el título de cirujano en 1889. Un año después volvió a Lagos para trabajar en una botica; por ese entonces, contrajo matrimonio con Carmen Rivera.

Su labor como escritor inició en 1896, con la publicación de varios artículos en una revista de la Ciudad de México. Tiempo después, en 1903, recibió un diploma en los Juegos Florales de Lagos, por su narración "De mi tierra".

En 1907 publicó su ópera prima, "María Luisa". A ésta le siguieron "Los fracasados" (1908) y "Mala yerba" (1909), piezas en las que reflejó la tensión social previa a la Revolución Mexicana (1910-1920).

Interesado en la política y la lucha social se sumó a la causa constitucionalista, integrándose al movimiento Maderista.

Su experiencia en el conflicto militar fue la base de "Los de abajo" (1915), título que marcó un antes y un después en el género novelado. Entre las características de este nuevo estilo destacan: los cuadros rápidos, violentos y realistas, así como el caos, la cólera y el afán de venganza.

A lo largo de su existencia, el volumen ha sido traducido a varios idiomas, por su valioso contenido testimonial, claridad para presentar hechos, innegable tono de denuncia social y oposición a la dictadura de Huerta.

De acuerdo con la crítica especializada, el volumen marcó las pautas de un género cuya práctica se extendió hasta muy avanzado el siglo XX, con piezas como "Pedro Páramo" (1955), de Juan Rulfo (1918-1986), y "La muerte de Artemio Cruz" (1962), de Carlos Fuentes (1928-2012), cita el portal "biografiasyvidas.com".

El ilustre escritor, quien reflejó la sociedad mexicana durante la primera mitad del siglo XX, publicó en total 22 novelas, además de cuentos, relatos y ensayos. En las décadas de 1930 y 1940 realizó diversas adaptaciones para el teatro y el cine.

Entre sus trabajos cinematográficos figuran las adaptaciones de "Los de abajo" y "Mala yerba", así como el guión de "La marchanta", que más tarde publicó como novela.

Sobre la adaptación de su máxima obra, el autor comentó en una ocasión: "A ?Los de abajo? en la pantalla le debo la única satisfacción que hasta hoy he tenido en el teatro y en el cine", refiere la página web "escritores.cinemexicano.unam.mx".

A lo largo de su trayectoria, Azuela recibió diversos galardones, como el Premio Nacional de Literatura 1942, por parte de la Sociedad Arte y Letras, y el Premio nacional de Artes y Ciencias 1949.

Fue miembro fundador del Seminario de Cultura Mexicana y de El Colegió Nacional, al que se integró el 15 de mayo de 1943.

Como parte de su labor en esta institución, impartió conferencias sobre diversos novelistas franceses, españoles y mexicanos; el material fue la base del libro "Cien años de novela mexicana" (1947).

El reconocido novelista, quien falleció el 1 de marzo de 1952, se dedicó al estudio de la vida mexicana en los ámbitos políticos, agrarios y familiares, reflejándolo en escritos amargos y de una ironía cruel.

El autor formó parte del realismo, partiendo de descripciones del ambiente y denunciando injusticias, así como de la vanguardia, por la técnica que utilizó, especialmente, en "La Luciérnaga" (1932), reseñan los estudiosos de su labor literaria.

Entre sus obras también destacan "Andrés Pérez, maderista" (1911), "Los caciques" (1917), "Las moscas" (1918), "Las tribulaciones de una familia decente" (1918), "Avanzada" (1940), "Nueva burguesía" (1941), "La marchanta" (1944), "La mujer domada" (1946) y "Sendas perdidas" (1949), así como las piezas póstumas "Esa sangre" (1956) y "La maldición" (1955).

Etiquetas: literatura
Dejar Comentario: 

PeriodicoDigital.mx
PeriodicoDigital.mx PeriodicoDigital.mx
Solicitan sangre para catedrático del Centro Escolar de Teziutlán
PeriodicoDigital.mx
Regresaron a Puebla los cadáveres de madre e hija muertas en Nueva York
PeriodicoDigital.mx
Africam Safari, un atractivo que visitar durante vacaciones
PeriodicoDigital.mx
Luto en la calle Fuego por la muerte del vecino García Márquez
portalblogs
Grupo Tribuna
Powered by Olvaid!