Twiter PD YouTube PD Facebook PD RSS PD
PeriodicoDigital.mx
Buscar
Domingo 20 / Abril / 2014
TRIBUNA Comunicación
28 °C
28 °C
11° - 25° C
Parcialmente nublado
Humedad: 72%
TRIBUNA Comunicación
Cultura Cultura
PeriodicoDigital.mx

Publicó González de Alba ‘Agapi mu’ y ‘No hubo barco para mí’ en 2013

Notimex 25/12/2013 16:56:25
Publicó González de Alba ‘Agapi mu’ y ‘No hubo barco para mí’ en 2013Publicó González de Alba ‘Agapi mu’ y ‘No hubo barco para mí’ en 2013
Estas obras se encuentran en librerías del país
Fotografía: Especial

México, Distrito Federal.- El narrador y poeta Luis González de Alba (San Luis Potosí, 1944) publicó durante 2013 gran cantidad de textos, entre los que destacan dos libros: "Agapi mu" ("Amor mío") y "No hubo barco para mí", obras que se encuentran en librerías del país.

Colaborador permanente de publicaciones periódicas como "Excélsior", "La Cultura en México", "La Jornada", "Punto de Partida", "Revista de Revistas", "Siempre!" y "Unomásuno", el ganador del Premio Xavier Villaurrutia 1978 por "El riesgo del placer", estudió psicología en la UNAM.

De acuerdo con los editores del libro, "Agapi mu" ("Amor mío") tal vez sea la única forma de expresar el sentimiento amoroso en los bordes de la desdicha. Más de una vez, Seferis señaló el dolor de la lengua griega, la constatación, casi macabra, de un idioma condenado al resguardo de la memoria.

Luis González de Alba cuenta una historia de amor que recorre las riberas del lago de Como y las intermitentes calles de la Ciudad de México. El amor filial y las pasiones desatadas encuentran cobijo alrededor de certezas que se van desvaneciendo en el vértigo del fin del milenio, entre bares para hombres y amores imposibles.

En "Agapi mu", el lector halla todas las acechanzas de un mundo complicado en su ambigua modernidad. El sida y los amores golpeados por su siempre irremediable sentencia, dan cuenta de una historia que recorre las angustias y los sinsabores de una generación condenada a todas las desgracias.

Por otro lado, en "No hubo barco para mí", el protagonista señala: "La muerte del jefe gringo permitió que nacieran los hermanos que tengo y no los que pudieran haber nacido en Nueva York. Sólo yo estaba ya definido". Y habla de "esos muchachos", refiriéndose a sus entrañables y jóvenes hermanos.

Muchachos que habrían jugado basquetbol en Brooklyn, ido al Yankee Stadium para echar porras a los Dodgers de Brooklyn al ritmo del órgano de vapor, que habrían trabajado a finales de los años 60 y principios de los 70 en la construcción de un par de torres que serían las más altas de Nueva York, y ahora tendrían hijos y nietos "americanos" de segunda y tercera generación, no nacieron.

Sus novias y novios, luego esposas y esposos, sin duda nacieron. pero a la estación Canal con Bowery o a la Park y la 23, no llegó mi hermano, y aquella mujer para la que habría sido "el hombre de su vida" subió al metro en la línea 6 rumbo a su trabajo en las pizzas de la 110 y meses más tarde conoció un cliente con el que se casó.

 

Dejar Comentario: 

PeriodicoDigital.mx
PeriodicoDigital.mx PeriodicoDigital.mx
Solicitan sangre para catedrático del Centro Escolar de Teziutlán
PeriodicoDigital.mx
Regresaron a Puebla los cadáveres de madre e hija muertas en Nueva York
PeriodicoDigital.mx
Recomendaciones para viajar por carretera con seguridad
PeriodicoDigital.mx
Alistan nueva biografía de García Márquez
portalblogs
Grupo Tribuna
Powered by Olvaid!