Twiter PD YouTube PD Facebook PD RSS PD
PeriodicoDigital.mx
Buscar
Lunes 21 / Abril / 2014
TRIBUNA Comunicación
28 °C
28 °C
11° - 25° C
Parcialmente nublado
Humedad: 72%
TRIBUNA Comunicación
Especial Especial
PeriodicoDigital.mx

La tragedia de informar en México‏

María Aranzazú Ayala 02/12/2013 15:43:53
La tragedia de informar en México‏La tragedia de informar en México‏
'Tú y yo coincidimos en la noche terrible' recupera historias de 127 periodistas que fueron desaparecidos o asesinados en el país
Fotografía: Especial

'La estrella del recuerdo

naufragaba en el agua

del silencio.

Tú y yo

Coincidimos

en la noche terrible'

Maples Arce

Puebla, Puebla.- La gota que colmó el vaso fue el asesinato de Regina Martínez. La corresponsal de la Revista Proceso en Veracruz fue asesinada en su propia casa el 28 de abril de 2012.

Ese fue el detonante, dice Alejandro Vélez Salas, editor de Nuestra Aparente Rendición (NAR), plataforma colectiva que trabaja por la paz en México y para rescatar la memoria, para recordar a todas las víctimas de la guerra contra el narcotráfico que ha cobrado ya más de 70 mil vidas y desaparecidos otras 27 mil.

Regina fue la primer periodista de un medio nacional que fue asesinada, y a raíz de ello “a muchos les cayó el veinte, y a nosotros también”.

“Tú y yo coincidimos en la noche terrible”, publicado en 2012, recupera las historias de 127 trabajadores de la información que fueron desaparecidos o asesinados en el país a lo largo de los dos sexenios de gobiernos panistas. No son necesariamente los casos de las muertes ligadas directamente a quienes cubrían temas delicados de corrupción o narcotráfico, sino de todos los que no están por el clima de violencia, inseguridad e impunidad que envuelve a México.

Alejandro y Lolita Bosch fueron los que editaron las más de 300 páginas de esta enorme labor que empezó con la revisión de varias bases de datos de organizaciones y del gobierno, haciendo una lista propia en la cual no dejaron fuera ningún caso sino que, al contrario, la ampliaron.

No discriminaron los casos de algunos que habían recibido dinero del Estado o del crimen organizado, porque finalmente son parte del contexto de violencia en México, un país donde no existe la pena de muerte, pero aceptar que alguien fue asesinado es aceptar que murió simplemente por estar involucrado en alguna actividad.

Y fue ahí que dieron con las 127 personas, entre reporteros, camarógrafos, ingenieros, trabajadores de todos los eslabones del aparato de la información. Cada una de esas historias necesitaba ser contada e investigada a fondo, por lo que al principio a través de NAR hicieron una convocatoria a los periodistas amigos, quienes poco a poco empezaron a compartirla con sus colegas. “Realmente fue una llamada que respondió mucha gente”, dice Alejandro, incluso periodistas de otros países, lo que le añade un extra a la labor. “Imagínate lo difícil que es para un periodista en Argentina investigar lo que pasó con un colega en Tamaulipas”, plantea el editor. Y claro que para varios de los periodistas que se dieron a la tarea de desenterrar del olvido asesinatos y desapariciones las cosas fueron mucho más complicadas porque hay casos que habían sucedido hacía ya seis o siete años y la información se pierde, las pistas se esfuman. Al final participaron diez periodistas extranjeros de Argentina, Colombia, El Salvador, España y Estados Unidos.

El hilo conductor del más de centenar de vidas contenidas en el libro es el estado de violencia que se vive en México contra todos los trabajadores de la información, de la violencia que está sufriendo el oficio de informar. Desde que se presentó por primera vez hace un año, la recepción inicial ha sido, sobre todo, de sorpresa. La mayor parte de las personas recuerdan cuatro o cinco casos, y el darse cuenta de que son 127 es un dato apabullante. Muchos jóvenes, en las universidades, quedan sorprendidos pero a la vez dicen que la propia situación los impulsa a ser periodistas, porque esto no puede estar pasando, porque es necesario hacer buen periodismo y por seguridad. Y en cuanto a los trabajadores de la información que ya ejercen, Alejandro dice que se han mostrado agradecidos de este esfuerzo colectivo, especialmente los periodistas locales que son quienes más han sufrido de manera directa los efectos de la violencia.

El título se desprende de un poema de Manuel Maples Arce. Cuando la noche es más oscura, dicen, es cuando está más cerca el amanecer, pero a veces parece que en México no amanece, que la oscuridad es interminable, dice Alejandro. Pero el hecho de coincidir en la lucha en abordar los temas de la violencia, los desaparecidos, los desplazados, y  poder trabajar de manera colectiva y conocer a tantas personas que interesadas para ayudar, es un incentivo. “Seguimos en la noche, pero por lo menos estamos trabajando juntos varios que todavía creemos en la solidaridad y la empatía.”

Dejar Comentario: 

PeriodicoDigital.mx
PeriodicoDigital.mx PeriodicoDigital.mx
Solicitan sangre para catedrático del Centro Escolar de Teziutlán
PeriodicoDigital.mx
Regresaron a Puebla los cadáveres de madre e hija muertas en Nueva York
PeriodicoDigital.mx
Recomendaciones para viajar por carretera con seguridad
PeriodicoDigital.mx
Con sus flores y música, México despedirá a su genio adoptivo García Márquez
portalblogs
Grupo Tribuna
Powered by Olvaid!